Buscar mitos y leyendas

Mitología y leyendas urbanas: MITOS Y LEYENDAS: LA PATASOLA

La Patasola

Desde hace mucho tiempo en las frías montañas, en los bosques misteriosos y en las selvas encantadas de Colombia. Miles de animales silvestres huyen en manada al olfatear, escuchar o ver a la Patasola, una mujer extrañamente bella, esbelta como una palmera, quien luce abundante cabellera de la que cuelgan serpientes de múltiples colores; como si fuera una Gorgona.
En su rostro sobresalen ojos de fuego, uno verde como una esmeralda y el otro rojo brillante e intenso como un rubí; con ellos rastrea como escáner las entrañas de los montes, imanta y seduce a los hombres que la miran, despertando en los faunos los instintos eróticos salvajes, para que alivien un poco su insaciable excitación de ninfa en celo.
Entre sus labios púrpuras y lascivos, resaltan sus dientes de diamante y de oro, que causan la ambición fatal de los buscadores de placeres, aventuras y tesoros.
 Sus orejas están adornadas con aretes áureos y candonga plateadas. Su cuello de garza está ataviado con un collar de pedrería fantástica, fetiches y amuletos. Sus senos voluptuosos, redondos y rebeldes miran de frente exigiendo una caricia.
En su cintura de avispa se enrosca una culebra cascabel. Sus extremidades superiores son tan largas como las de un orangután y están acicaladas con brazales de oro y en sus muñecas ostenta pulseras de talismanes.
Sus manos las apoya en el suelo aún estando erguida, parecen muletas para sostenerse y mantener el equilibrio.
Su cadera desnuda la envidiarían las musas y las diosas y su santuario erótico, está cubierto con espeso musgo magnetizado. La Patasola, en vez de pie tiene una pezuña con grandes uñas.
 Cuando la Patasola vaga por la vegetación perfumada, las aves vuelan en bandada, asustadas por la aparición inesperada de la criatura mitológica que desafía la lógica y alimenta la fantasía de mortales en los mágicos días.
Hay quienes especulan que la Patasola se casó, por conveniencia, con un hombre inseguro, quien en un ataque de celos, le amputó uno de sus muslos con una hacha, argumentando que le había sido infiel.
Luego el marido la llevó y abandonó en el bosque sagrado, para que muriera desangrada; pero por los “secretos del destino”, ella sobrevivió y se transformó en un espanto, que aprendió a correr y a saltar en una sola pata y cuando lo hace tiembla la tierra, los árboles se mecen y bambolean haciendo venía en señal de veneración y adoración.
Algunas veces, la Patasola grita y se lamenta, produciendo un eco desgarrador que entristece a las montañas y selvas. Ella vive sola refugiada en los bosques como eco: despreciada, enamorada y no correspondida.
Los campesinos que la escuchan son invadidos por miedo cerval, únicamente contrarrestado protegiéndose con mascotas, rodeándose con animales domésticos y poniendo un gran espejo en el patio de la vivienda, para que la Patasola al verse en el, sienta vergüenza y huya esconderse en lo más recóndito de las montañas, bosques y selvas, donde se siente la reina protectora de la flora.
Dicen que para defenderse de sus ataques, la gente invoca una oración; Patasola, Patasola, lamento que vivas sola, pero si te atreves a agredirme yo te cortaré tus muletas, mejor vete y haz maletas.
MITOS Y LEYENDAS: LA PATASOLA
MITOS Y LEYENDAS
Historias y cuentos de fantasía:

    Búsqueda personalizada
    Realidad y ficción
    Sucesos y acontecimientos fuera de lo común, de otra realidad, la gente inventa cosas que se convierten en leyendas urbanas, normalmente inciertas y fantásticas, pero a veces la realidad supera a la ciencia ficción. El hombre ha necesitado crear dioses y mitos para explicar su existencia cuando no era capaz de comprender el mundo.