Buscar mitos y leyendas

Mitología y leyendas urbanas: LA LEYENDA DEL VAMPIRO

El vampiro: Leyenda: John Stagg

 

59b4de38f04445adef42f3458be9e64e LA LEYENDA DEL VAMPIRO mitos y leyendas

El vampiro (The vampyre) es una leyenda de vampiros consignada por el poeta inglés John Stagg en su recopilación de 1810: El juglar del norte (The minstrel of the north), que sirvió como introducción para uno de los más notables poemas de vampiros del romanticismo, El vampiro (The Vampyre).

No queda muy en claro por qué John Stagg necesitó de esta introducción para su poema. Tal vez sentía que la temática vampírica era desconocida por el gran público, o bien pueril en su esencia, lo importante es que, concientemente o no, John Stagg dio cuenta de un interesante y breve estudio sobre el folklore de los vampiros en Europa.

El vampiro.
The vampyre, John Stagg (1770-1823)

La historia del Vampiro está fundada en una opinión o relato que estaba de moda en Hungría y en varias zonas de Alemania hacia comienzos del siglo pasado. Se aseguraba por entonces que en varios lugares se sabía de muertos que habían dejado sus tumbas y por la noche visitaban las habitaciones de sus amigos, a quienes, por succión, chupaban su sangre mientras dormían.

Esa persona entonces se convertía en un vampiro; y si no hubiera sido por la afortunada idea de un clérigo quien ingeniosamente recomendó estacarlos en sus tumbas, en estos momentos tendríamos un enjambre más grande de engendros del que tenemos ahora.

Muchas e ingeniosas observaciones por parte de profesores y clérigos intentaron explicar las causas físicas de los vampiros. Se aseguraba que una porción del espíritu del animal, que no había escapado a la defunción del cuerpo, retenía el poder de la voluntad; e investidos con parte del cuerpo que todavía no había entrado en proceso de putrefacción, eran capaces de hacer esas prodigiosas excursiones desde la tumba y volver a su placer sin ningún inconveniente aparente.

Otros opinaban que eran una clase de demonios, que se suponen son numerosos, que se apropiaban de cualquier resto humano volviéndose parcialmente corporales y perfectamente visibles. Para algunos de nuestros viajeros modernos parece que la noción de la existencia de los vampiros era muy conocida y creída por los holandeses y otras poblaciones de América. Yo no creo que una milésima parte del mundo sepa la razón del porqué el cordón umbilical era cuidadosamente quemado después del nacimiento por los que atienden el parto.

Se basa en la opinión de que esos numerosos demonios domésticos, en quienes creen perfectamente, eran tenaces cuando tenían la oportunidad de obtener cualquier porción de humanidad, que ellos preferían a cualquier otra sustancia animal. Suponemos que el cordón umbilical sería un muy deseable jubón para esta pequeña “nobleza”.

De aquí que, dada sus ganas de hacerse corpóreos y visibles, cuando no obtenían fácilmente restos humanos, estaban forzados a buscar en mataderos, montones de carroña, etc., para “vestirse” con lo que encontraban en su camino. De lo que deducimos que muchos de ellos aparecieran en forma de caballos, vacas, asnos, etc., o sea, en toda clase de animales, por lo que se dice que estos son los fantasmas de los animales que representan más que de cualquier otra persona.

John Stagg (1770-1823)
LA LEYENDA DEL VAMPIRO
LEYENDAS DE VAMPIROS
Historias y cuentos de fantasía:

    Búsqueda personalizada
    Realidad y ficción
    Sucesos y acontecimientos fuera de lo común, de otra realidad, la gente inventa cosas que se convierten en leyendas urbanas, normalmente inciertas y fantásticas, pero a veces la realidad supera a la ciencia ficción. El hombre ha necesitado crear dioses y mitos para explicar su existencia cuando no era capaz de comprender el mundo.