Buscar mitos y leyendas

Mitología y leyendas urbanas: LA LEYENDA DEL TEMPLO DE ARTEMISA

Templo de Artemisa

c378a7c94d1b30edc6f95203bf045ebc LA LEYENDA DEL TEMPLO DE ARTEMISA mitos y leyendas
Ubicado en la ciudad de Éfeso, Turquía, dedicado a la diosa griega de la caza Artemisa. Su construcción fue comenzada por el rey Creso de Lidia y duró unos 120 años hasta su finalización y fueron varios los arquitectos que lo dirigieron.
El templo peseía grandes dimensiones y una hermosa arquitectura que era considerada una de las siete maravillas del mundo, según Antípatro de Sidón, quien elaboró la famosa lista.
El templo fue diseñado –Primeramente – por el arquitecto griego Quersifrón, de la ciudad cretense de Cnosos y construido alrededor del año 550 a. C. a expensas de Creso, el poderoso rey de Lidia. Fue terminado por Metágenes, hijo de Quersifrón, con ayuda de Teodoro, el arquitecto del Hereo de Samos. Se eligió un terreno rocoso como precaución frente a terremotos, según Plinio el Viejo.

El templo se convirtió en atracción turística, visitado por mercaderes, reyes y viajeros, que pagaban tributo a Artemisa en forma de joyas y otros bienes. Su esplendor también atrajo adoradores que formaron el culto de Artemisa.
El templo era respetado como lugar de refugio, tradición que se trasladó al mito con las amazonas que se refugiaron allí tanto de Hércules, semidiós de la fuerza, como así también de Dioniso, dios del vino.

El santuario de Éfeso fue destruido por un incendio provocado por Eróstrato el 21 de julio del año 356 a. C., la noche que, se dice, nació Alejandro Magno.
Según la historia, su único fin fue lograr fama a cualquier precio.

Plinio describe el templo como de 377 pies de largo (115 m) por 180 pies de ancho (55 m), realizado principalmente en mármol, es el más grande de todo el mundo griego.
Constaba de 127 columnas, cada una de 60 pies de alto (18 m), igual a 12 veces el diámetro de la base.
Tenía tres filas de columnas en la fachada occidental (con un total de 36), divididas en tres hileras de ocho columnas, dos columnas a los lados de las antas y una doble fila que dividía el gran pronaos en tres naves. La cella era alargada y estrecha, como en los templos arcaicos, y al fondo había un baldaquino, en el que se hallaba la estatua de culto, sobre los restos del altar del siglo VII a. C. En la fachada posterior las columnas eran 9, y 21 a los lados.

Tras el incendio provocado del 356 a. C., la obra de reconstrucción debió durar mucho tiempo, si el propio Alejandro Magno, en el 334 a. C., ofreció a la ciudad los medios financieros para poder terminar los trabajos. Oferta, que según Estrabón, rechazaron los efesios, aduciendo que no era conveniente que un dios le construyera un templo a otra divinidad.

LA LEYENDA DEL TEMPLO DE ARTEMISA

LEYENDAS MITOLOGICAS

Historias y cuentos de fantasía:

    Búsqueda personalizada
    Realidad y ficción
    Sucesos y acontecimientos fuera de lo común, de otra realidad, la gente inventa cosas que se convierten en leyendas urbanas, normalmente inciertas y fantásticas, pero a veces la realidad supera a la ciencia ficción. El hombre ha necesitado crear dioses y mitos para explicar su existencia cuando no era capaz de comprender el mundo.