Buscar mitos y leyendas

Mitología y leyendas urbanas: LA LEYENDA DE ROBAR LAS MANZANAS DORADAS DEL JARDIN DE LAS HESPERIDES

Robar las Manzanas Doradas del Jardín de las Hespérides

c4b04a446077d91c09764223070afac2 LA LEYENDA DE ROBAR LAS MANZANAS DORADAS DEL JARDIN DE LAS HESPERIDES mitos y leyendas
Aunque se suponía que Heracles sólo había de realizar diez trabajos, Euristeo no quiso contar aquellos en los que fue ayudado o pagado, por los que le fueron encomendados dos más. El primero de éstos (el undécimo en total) fue robar las manzanas del jardín de las hespérides.
Para ello Heracles capturó primero a Nereo, el dios del mar que cambiaba de forma, para averiguar dónde estaba situado el jardín. En algunas variaciones Heracles conoce al principio o al final de su tarea a Anteo, quien era invencible siempre que estuviese en contacto con su madre, Gea, la Tierra.
Heracles mató a Anteo separándole de la tierra, suspendido a un árbol.

a91f55470872f3d9c50beee77b881e5b LA LEYENDA DE ROBAR LAS MANZANAS DORADAS DEL JARDIN DE LAS HESPERIDES mitos y leyendas

Llegando finalmente al jardín de las hespérides, Heracles engañó a Atlas para que recuperase algunas manzanas de oro ofreciéndose a sujetar el cielo mientras iba a buscarlas (en esta historia Atlas podría tomarlas pues sería el padre de las hespérides). Al volver con las manzanas, Atlas decidió no aceptar la devolución de los cielos, y dijo que él mismo llevaría las manzanas a Euristeo, pero Heracles le engañó de nuevo pidiéndole que sujetase el cielo un momento para que pudiera ponerse su capa como almohadilla sobre los hombros, a lo que éste accedió.
Entonces Heracles tomó las manzanas y se marchó. Heracles fue la única persona que logró robar las manzanas, aunque Atenea las devolvió más tarde a su lugar apropiado en el jardín.

LA LEYENDA DE ROBAR LAS MANZANAS DORADAS DEL JARDIN DE LAS HESPERIDES

LEYENDAS MITOLOGICAS

Historias y cuentos de fantasía:

    Búsqueda personalizada
    Realidad y ficción
    Sucesos y acontecimientos fuera de lo común, de otra realidad, la gente inventa cosas que se convierten en leyendas urbanas, normalmente inciertas y fantásticas, pero a veces la realidad supera a la ciencia ficción. El hombre ha necesitado crear dioses y mitos para explicar su existencia cuando no era capaz de comprender el mundo.