Buscar mitos y leyendas

Mitología y leyendas urbanas: LA LEYENDA DE PIRATAS Y MARINEROS

Leyendas de marineros y piratas

 

a26259aae23d922a3ed544b3d77d36e6 LA LEYENDA DE PIRATAS Y MARINEROS mitos y leyendas
Atrapados en la inmensidad de los océanos, enfrentando tempestades, la falta de alimentación y el escorbuto avivaba la imaginación de los marineros, que confundían sus experiencias con las leyendas. Desde la antigüedad se conocen leyendas y mitos sobre monstruos marinos, espíritus y sirenas que con sus cantos hechizaban hasta llevar a la locura a los hombres de mar, quienes casi hipnotizados las seguían hasta el fondo del mar. Los egipcios y griegos adornaban la proa de los barcos con ojos, que supuestamente servían para proteger la embarcación de los espíritus maléficos del mar. Todavía se repiten historias sobre extraños encuentros marítimos con monstruosos y gigantes pulpos, serpientes y otros fenómenos tan temibles, capaces de hundir cualquier embarcación. Desde la Edad Antigua se creía que las sirenas controlaban las fuerzas del viento, que eran capaces de desencadenar tormentas desastrosas. Las sirenas de la antigüedad eran representadas mitad mujer y mitad ave; en la Edad Media se las representaba mitad mujer, mitad pez. Esta mala reputación de las sirenas malvadas, podría ser el origen de una vieja superstición sobre como las mujeres traen mala suerte abordo, ya que ayuntan la pesca y ponen en riesgo a la tripulación. La verdad es que las sirenas podrían ser los manatíes, que carecen de cuerdas vocales y los monstruos tal vez son rayas gigantes capaces de saltar fuera del agua. Monstruos y sirenas hacen también parte de la tradición de los navegantes.
LA LEYENDA DE PIRATAS Y MARINEROS
LEYENDAS DE MARINEROS
Historias y cuentos de fantasía:

    Búsqueda personalizada
    Realidad y ficción
    Sucesos y acontecimientos fuera de lo común, de otra realidad, la gente inventa cosas que se convierten en leyendas urbanas, normalmente inciertas y fantásticas, pero a veces la realidad supera a la ciencia ficción. El hombre ha necesitado crear dioses y mitos para explicar su existencia cuando no era capaz de comprender el mundo.