Buscar mitos y leyendas

Mitología y leyendas urbanas: LA LEYENDA DE LA VIRGEN DE MONTESCLAROS: HISTORIA Y MILAGROS


LA VIRGEN DE MONTESCLAROS: HISTORIA Y MILAGROS

67fbbebdbcd9e0d264dbca54d26ed355 LA LEYENDA DE LA VIRGEN DE MONTESCLAROS: HISTORIA Y MILAGROS mitos y leyendas

El monasterio de Montesclaros se encuentra enclavado en un idílico paisaje campurriano en el término de Los Carabeos, municipio de Valdeprado del Río, en la ladera este del monte Somaloma y sobre el río Ebro, a 17 kms. de Reinosa y a diez de la carretera nacional Palencia-Santander, en el puerto de Pozazal.. Los primeros testimonios acreditados de la presencia cristiana nos sitúan en el s.III. Luego llegarán los visigodos y dejarán sus huellas. La cristianización comienza adquirir mayor relieve con la presencia de monjes y ermitaños. Sin embargo, el hallazgo de la Virgen de Montesclaros es algo anterior, traída, con mucha probabilidad, por los primeros hispano-visigodos que buscaron refugio en estas montañas cántabras huyendo de la invasión árabe; fue hallada en la Cueva, que aún conserva vestigios religiosos.
El hallazgo en una gruta no es algo novedoso, la explicación la encontramos con toda probabilidad en la necesidad de colocar las imágenes cristianas en lugares destacados y protegidos de los elementos atmosféricos que pueden deteriorarlas y de fácil referencia, así como de los ataques árabes a la fiel e inexpugnable Cantabria, a la vez que con un simbolismo religioso como son los montes y las rocas (. “Levanto mis ojos a los montes. de donde me ha de venir mi socorro”. Salmo 120). No obstante, la tradición oral nos cuenta que a un pastor se le escapó un toro de su manada y se internó en un matorral casi inaccesible, regresando y volviendo otra vez a él. El pastor intrigado acudió a ver pero se cansó de abrirse camino entre el follaje y se sentó a descansar y allí descubrió al toro, que de rodillas sobre sus patas delanteras, miraba al interior de una cueva de donde salía luz.
ad744f76a02eae9811891ad8812a95c9 LA LEYENDA DE LA VIRGEN DE MONTESCLAROS: HISTORIA Y MILAGROS mitos y leyendas

Con todo no encontramos las primeras historias sobre Montesclaros hasta la llegada de los Dominicos. La primera, que no llegó a imprimirse, es del P. Pedro Guillén en el año 1711. Posteriormente la del P. José de Santa María y la del P. María del Rosario. Todas ellas recogen datos muy valiosos y tradiciones, incluso bajo juramento tomado por la autoridad competente, pero se refieren a curaciones milagrosas y a hechos relativamente recientes en esas fechas, pues los documentos que había en la casa del ermitaño desaparecieron en sucesivos incendios, el último en el mes de junio de 1613.Nos encontramos pues ante una cueva ya utilizada desde tiempo inmemorial para el culto y sobre la cual se edificó una iglesia primitiva de con piedra de sillería y resistentes muros, con un ábside que mide tres metros de largo por 3,5 de ancho, lo mismo que el ábside de la iglesia románica y actual parroquia del vecino pueblo de Bustasur; lo que reafirma que su construcción no fue obra de una simple y bien intencionada piedad de algún devoto, sino algo con mucho más carácter e intención, levantado por verdaderos maestros profesionales de su época.La pequeña y estrecha ermita adosada a la cueva se levantó dados los numerosos milagros que allí se realizaban y de las constantes peregrinaciones de toda esta comarca.
El carácter milagroso del a Virgen se atestigua en documentos y tradición oral así como en la presencia de restos de santos en el monasterio y en hechos recientes como el relativo al “fusilamiento” que sufrió la imagen de la Virgen; después de una descarga de innumerables armas, la imagen de la Virgen que pusieron en el “paredón” (la original estaba estratégicamente guardada) milagrosamente quedó intacta…
LA LEYENDA DE LA VIRGEN DE MONTESCLAROS: HISTORIA Y MILAGROS
LEYENDAS DE CANTABRIA
Historias y cuentos de fantasía:

    Búsqueda personalizada
    Realidad y ficción
    Sucesos y acontecimientos fuera de lo común, de otra realidad, la gente inventa cosas que se convierten en leyendas urbanas, normalmente inciertas y fantásticas, pero a veces la realidad supera a la ciencia ficción. El hombre ha necesitado crear dioses y mitos para explicar su existencia cuando no era capaz de comprender el mundo.