Buscar mitos y leyendas

Mitología y leyendas urbanas: LA LEYENDA DE LA SEÑORA DE CAO

La señora de Cao: Una dama que gobernó a los mochicas hace 1700 años

47016f60a3ddf7106ec3dd5d65396cd3 LA LEYENDA DE LA SEÑORA DE CAO mitos y leyendas

 

La señora de Cao es uno de nuestros recursos turísticos más importantes pero solo lleva poco tiempo de difusión en nuestro país, debido a que se descubrió en el 2006.

El diario El Mundo de España le dedicó un espacio hablando de su importancia. Ya que se trataba de la momia de una mujer de la cultura moche de una antigüedad que bordeaba los 1700 años.

Sin embargo, lo peculiar es que esta antigua mujer no era cualquiera. Por sus ropas con las que fue encontrada, al parecer, se trataba de una dama gobernante y de decisiones.

Ineludiblemente, el hallazgo cambió para siempre el concepto que se tenía del rol de la mujer en la era precolombina peruana, ya que se creía que por eso entonces las féminas tenían un papel sumiso.

El encargado del trabajo de excavación fue realizado por el arqueólogo Regulo Franco y se concentró en el complejo arqueológico del Brujo, a unos 50 kilómetros al norte de la ciudad de Trujillo.

Tras los estudios, se dice que la Señora de Cao era una poderosa sacerdotisa fuera de su rol que desempeñaba como gobernante. Probablemente presidió muchos rituales de sacrificios humanos, ya que entre al ser descubierta se halló un mural que representa una cadena de reos que van hacia el dios degollador.

Por eso luego del descubrimiento del Señor de Sipán, el primer gobernante mochica hallado, la señora de Cao ha sido el hallazgo más importante del Perú.

LA LEYENDA DE LA SEÑORA DE CAO
LEYENDAS DE PERU
Historias y cuentos de fantasía:

    Búsqueda personalizada
    Realidad y ficción
    Sucesos y acontecimientos fuera de lo común, de otra realidad, la gente inventa cosas que se convierten en leyendas urbanas, normalmente inciertas y fantásticas, pero a veces la realidad supera a la ciencia ficción. El hombre ha necesitado crear dioses y mitos para explicar su existencia cuando no era capaz de comprender el mundo.