Buscar mitos y leyendas

Mitología y leyendas urbanas: LA LEYENDA DE LA ATLANTIDA, EL CONTINENTE PERDIDO

La Atlántida. El Continente Perdido.

c8e08f92776a6c93aa56b508eeacc871 LA LEYENDA DE LA ATLANTIDA, EL CONTINENTE PERDIDO mitos y leyendas

El inicio de la Leyenda.
El inicio de la leyenda de La Atlántida surge en el diálogo que Cricia y Timeo mantienen con el filósofo Sócrates, una historia la aprendieron Cricia y Timeo de Solon que, a su vez, la escuchó de boca de sacerdotes egipcios.
Platón en el 340 a.C. comienza la historia diciendo:

 

“Hace tiempo, más allá de ese estrecho que llaman las Columnas de Hércules (estrecho de Gibraltar), se hallaba una isla más grande que Asia y Libia juntas, y desde éstas se podía acceder a otras islas y de aquellas a tierra firme que se encontraba enfrente. Esta isla, llamada Atlántida desapareció en las profundidades marinas en el tiempo de un día y una noche”.

 

Platón estipulaba en el 9.000 a.C. la desaparición de la isla, lo que podría explicar el fin de la Glaciación en Europa. La corriente cálida del golfo al no encontrar el obstáculo del continente perdido, habría podido llegar al continente Europeo provocando la descongelación de los hielos. Del mismo modo, si la narración de Platón estuviera en lo cierto, cobraría sentido la migración periódica de las águilas hacia el Mar de los Sargazos , donde en otra época podía encontrarse el estuario de un gran río.

 

La idílica isla según Platón.
9d4fb8b7c66efd8482fe0157887b4227 LA LEYENDA DE LA ATLANTIDA, EL CONTINENTE PERDIDO mitos y leyendas
La Atlántida, dícese que fue aquella porción de tierra emergida de las profundidades del mar, que cuando los dioses se repartieron el mundo, fue a formar parte de las riquezas de Poseidón, dios del mar, según la mitología griega. En esta isla vivía Clito, una muchacha huérfana de la que se enamoró el dios. Movido por lo celos, Poseidón transformó la colina donde se hallaba la joven, en una fortaleza despedazando el terreno circundante y alternando zonas de mar y tierra en tres círculos concéntricos. Después embelleció la parte interna de la isla e hizo surgir dos fuentes, una de agua fría y otra de agua caliente. De la unión entre Poseidón y Clito surgieron diez hijos varones, el mayor llamado Atlas (gigante mitológico que lleva el mundo a sus espaldas) fue nombrado rey por sus hermanos, encargando éste, a su vez, el gobierno de una parte de la isla a cada uno de ellos.

 

El subsuelo era rico en minerales y metales entre los que se hallaba el rarísimo oricalco, una aleación de cobre parecida al latón, que brilla como la plata cuando se pule. Poseidon encargo a uno de sus herreros realizar un anillo especial para el y su esposa, tan valido a su vez para todo sus descendientes. Lo llamo el Anillo Atlante. El modelo auténtico fue descubierto en El Valle de los Reyes en 1860. El anillo original, antiguo de más de milliones de años, es de gres de Asuán. La tradición nos dice que el original fue fabricado por los Atlantes, y su secreto fue transmetido a los egipcios. Es un talisman muy poderoso en sus cualidades tanto curativas como telepaticas y muy poderoso contra las malas artes. Fue creado para proteger a su pueblo y tambien como distincion del rasgo y raza de esta humanidad por hoy perdida.

 

En Atlantida tampoco escaseaba la leña, pastos, plantas aromáticas, flores y frutas. Con tal riqueza natural a su disposición, los atlantes erigieron grandiosos templos y bellos y esplendorosos palacios. Construyeron puertos en las zonas anilladas de mar que rodeaban la capital para conectar el palacio real con el exterior y excavaron un canal circular en torno a las construcciones internas.

 

Se levantaron cientos de pueblos en las colinas, mientras que la región de la capital estaba en la llanura: un círculo plano, tan perfecto que parecía estar confeccionado con un torno. El palacio real se erguía sobre la isla más interna, rodeada ésta por una muralla construida con los tres tipos de piedra de la isla: blanca, roja y negra. Otros edificios de la ciudadela se habían alzado con piedras de color, creando un extraordinario efecto cromático. El palacio real estaba protegido por tres muros, el exterior estaba revestido de cobre y el interior de estaño y, finalmente, estaba rodeado por otro muro de oricalco que desprendía reflejos de fuego visibles desde el mar. En el centro de la ciudadela podía contemplarse el templo consagrado a Clito y Poseidón, protegido por un muro de oro: en este lugar se llevaban a cabo los sacrificios en honor al rey.

 

El techo era de marfil con ornamentos de oro, plata y oricalco que también revestía las columnas y el suelo de gran edificio. A sus alrededores se hallaban cien estatuas que representaban las Nereidas( Ninfas marinas asociadas generalmente al culto de Poseidón. Hijas de Nereo, dios del mar padre de Tetis) a lomos de los delfines, y en el centro una gigantesca estatua de oro de Poseidón sobre una concha tirada por seis caballos alados.

 

En la acrópolis se encontraban innumerables fuentes cuyas aguas procedían de manantiales fríos y calientes, con propiedades medicinales y curativas. Alrededor de ellas se habían construido termas y sistemas de conducción para hacer posible el abastecimiento de agua en toda la isla.

 

a3e8b46fcf9d0845252aa9456ffd11ea LA LEYENDA DE LA ATLANTIDA, EL CONTINENTE PERDIDO mitos y leyendas
En el centro de la ciudadela había un enorme hipódromo y tras la acrópolis varios cuarteles acogían a los soldados más valientes de la Atlántida. Cada uno de los reyes que había designado el primogénito de Poseidón y su esposa Clito, tenía poder sobre los ciudadanos del distrito que se le había concedido y se regían por las antiguas leyes de Poseidón.

 

Platón concluye de esta forma su relato:

 

Éste era el enorme poder que Zeus había concedido a la isla Atlántida, y mientras la naturaleza divina se perpetuó entre ellos, los atlantes se mantuvieron fieles a sus leyes y no se dejaron corromper por el lujo y el poder, ya que eran conscientes de que los bienes sólo crecen en la amistad mutua acompañada por la virtud y desaparecen cuando el hombre es demasiado codicioso
LA LEYENDA DE LA ATLANTIDA, EL CONTINENTE PERDIDO
LE
Historias y cuentos de fantasía:

    Búsqueda personalizada
    Realidad y ficción
    Sucesos y acontecimientos fuera de lo común, de otra realidad, la gente inventa cosas que se convierten en leyendas urbanas, normalmente inciertas y fantásticas, pero a veces la realidad supera a la ciencia ficción. El hombre ha necesitado crear dioses y mitos para explicar su existencia cuando no era capaz de comprender el mundo.