Buscar mitos y leyendas

Mitología y leyendas urbanas: LA LEYENDA DE COMO INVOCAR A UN VAMPIRO

Como invocar a un vampiro

 

07f0dfab3098207e95562a8c84dfcdf5 LA LEYENDA DE COMO INVOCAR A UN VAMPIRO mitos y leyendas

La gallina negra (La poule noire) -conocido más por su nombre en inglés: Black Pullet- es un libro esotérico o grimorio escrito a finales del siglo XVIII por un oficial francés que sirvió en las guerras napoleónicas. Su nombre permanece en el anonimato.

La gallina negra abarca tres cuestiones fascinantes del ocultismo: los anillos, los talismanes, y la invocación de vampiros.

El libro comienza imprevistamente como una pieza narrativa. La historia nos lleva a conocer a un soldado francés durante la ocupación de Egipto. Su pelotón es emboscado y masacrado por un grupo de beduinos. Nuestro protagonista se las arregla para escapar, y se convierte en el único sobreviviente. Oculto en la región de Gizeh, conoce a un anciano turco que lo lleva al interior de una cámara secreta bajo las pirámides.

Sepultado por esa arquitectura onírica descubre los restos de la Gran Biblioteca de Ptolomeo.

Hasta aquí, una ficción licuefacta, endeble. Pero La gallina negra pronto realiza un giro brutal. Poco a poco se nos detallan los secretos para fabricar anillos mágicos y talismanes cargados con propiedades sobrenaturales.

Anillos que vuelven invisible a su portador, talismanes que enamoran a la mujer más indiferente y que vuelve fértiles a los ancianos. Anillos que susurran en la oscuridad. Fitros amorosos que conducen al suicidio. Ungüentos eróticos que despiertan el deseo incluso en los muertos. Tales son las maravillas siniestras de este libro prohibido.

Pero La gallina negra oculta un secreto todavía mayor, y que lo relaciona intrínsecamente con este espacio: invocar a un vampiro.

Desde ya, no se trata de una invocación corriente, ni de un luctuoso vampiro victoriano; sino de un ritual de invocación cuyo único fin es convocar a un vampiro y forzarlo a que nos obedezca.

fe363de339610a25eed6b0229fb4b510 LA LEYENDA DE COMO INVOCAR A UN VAMPIRO mitos y leyendas

El diseño que pueden ver en la imagen debe ser confeccionado sobre trozo de seda negra, y luego adherido a una moneda de cobre, o a un objeto de cobre moldeado como una moneda. La operación debe realizarce los días sábados, antes del amanecer. Una vez terminado debemos leer en voz alta los extraños símbolos que hemos trazado sobre la seda:

“Nades, Suradis, Maniner.”

Si creemos en La gallina negra -fe de la que carecemos debido a una naturaleza bucólica-, y la confección del talismán ha sido correcta, veremos como de una bruma espesa, láctea, emerge uno de los vampiros menos conocidos de las arenas inmemoriales: el Afrit.

Una vez que el vampiro adquiera consistencia -recordará poco a los vampiros de Anne Rice- debemos interpelarlo con las siguientes palabras:

“Sader, Prostas, Solaster.”

A partir de este momento -afirma a viva voz La gallina negra- el vampiro está obligado a doblegar el corazón de cualquier persona que el oficiante solicite. Incluso nos deja unas palabras para anular este hechizo de amor, en caso de arrepentimientos culposos:

“Mammes, Laher”.

Hay quienes han ido más lejos, como Jack Methodier, uno de los primeros editores pirata de La gallina negra, quien efectuó los pasos anteriormente descriptos y luego narró su experiencia en el prólogo de la segunda edición. Methodier declara haber visto la aparición de un vampiro horripilante, una entidad negra de facciones deformadas, envuelto por sus propias alas, oscuras y temblorosas. El vampiro no sólo se sometió a los deseos lúbricos de Methodier, proporcionándole toda clase de muchachas hermosas, sino que profetizó el día y la hora de su muerte; fecha que se cumplió rigurosamente el 15 de mayo de 1812, día en el que Methodier se suicidó bebiendo una dosis letal de láudano.

LA LEYENDA DE COMO INVOCAR A UN VAMPIRO

LEYENDAS DE VAMPIROS

Historias y cuentos de fantasía:

    Búsqueda personalizada
    Realidad y ficción
    Sucesos y acontecimientos fuera de lo común, de otra realidad, la gente inventa cosas que se convierten en leyendas urbanas, normalmente inciertas y fantásticas, pero a veces la realidad supera a la ciencia ficción. El hombre ha necesitado crear dioses y mitos para explicar su existencia cuando no era capaz de comprender el mundo.