Buscar mitos y leyendas

Mitología y leyendas urbanas: LA LEYENDA DE AFRIT

Afrit: Efrit: Afreet: Efreet

 

65a54ff100149e7df16ab61c25af4b10 LA LEYENDA DE AFRIT mitos y leyendas

Afrit es una raza de vampiros de África. Otras variantes de su nombre son: Afreet, Afreeti, Afrite, Efreet, Efreeti, Efrit, Ifreet. Todos derivan de una criatura vampírica muy popular en el folklore musulmán: los Ifrits.

Según la leyenda africana, cuando una persona es asesinada los Afrit rondan el lugar donde se produjo el hecho, buscando la última gota de sangre en caer al suelo. Se dice que los Afrit pueden pasar varias semanas, incluso meses, en encontrar la gota adecuada. Sobre ella, o alrededor de ella, los Afrit van desarrollando consistencia, abandonando el mundo de lo intangible para convertirse en vampiros hechos y derechos.

Las tradiciones africanas poseen varios remedios para evitar el alzamiento de los Afrit. La primera de ellas, y la más accesible al lego, es limpiar prolijamente los sitios donde alguien fue asesinado. Si pasan tres días sin efectuar la limpieza, el lugar se vuelve inaccesible; maldito; ya que de realizarse en ese momento el Afrit retorna únicamente a atormentar al comedido bajo la forma de una columna de humo.

La forma más efectiva de deshacerse de los Afrit consiste en, primero dejarlos nacer, y luego clavar una varilla de metal en el lugar exacto donde cayó la última gota de sangre del occiso.

Ya en plena forma, los Afrit huyen a las arenas inmemoriales. Allí adoptan formas terribles, similares a la silueta rubicunda y cornífera del demonio medieval.

Etimología de Afrit: Efrit:
Afrit significa Nómada, pero en un sentido terrible. Ya que alude a los espíritus salvajes del desierto, cuya dieta, en general, se reduce a la sangre reseca de quienes caen abatidos por el calor.

LA LEYENDA DE AFRIT

LEYENDAS DE VAMPIROS

Historias y cuentos de fantasía:

    Búsqueda personalizada
    Realidad y ficción
    Sucesos y acontecimientos fuera de lo común, de otra realidad, la gente inventa cosas que se convierten en leyendas urbanas, normalmente inciertas y fantásticas, pero a veces la realidad supera a la ciencia ficción. El hombre ha necesitado crear dioses y mitos para explicar su existencia cuando no era capaz de comprender el mundo.